Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Home / 1 Noticias / Qué tan real es la amenaza del Eln en Bogotá

Qué tan real es la amenaza del Eln en Bogotá

Qué tan real es la amenaza del Eln en Bogotá-Noticias Canada-@latincanada.ca
Qué tan real es la amenaza del Eln en Bogotá-Noticias Canada-@latincanada.ca

El Ejército advierte de un frente de guerra urbano que no se logra consolidar.

El 30 de enero del 2018, la casa de una familia del barrio La Europa, en Engativá, amaneció rayada con las iniciales, en rojo, del Ejército de Liberación Nacional (Eln). La mancha de pintura con las tres letras avanzó por la fachada de varias viviendas de la carrera 71D con calle 68B un día después de que el presidente Juan Manuel Santos anunció la suspensión de los diálogos de paz con esta guerrilla, tras el ataque a una estación de policía en Barranquilla que dejó cinco uniformados muertos.

 Aunque los residentes de la vivienda vandalizada le afirmaron a este diario que no sucedió nada más allá los rayones (que ya se limpiaron), sí confesaron sentirse inquietos con la situación y que el suceso generó tensión entre los vecinos. Este hecho no sería aislado según Sergio Guarín, de la Fundación Ideas Para la Paz (FIP), quien afirma que la presencia del grupo subversivo en la capital es más fuerte de lo que se cree y que hacen presencia a través de células clandestinas que tienen a cargo la ejecución de acciones políticas y militares de bajo y alto impacto.

Estos actos van desde escribir mensajes en paredes hasta detonar petardos panfletarios como el que explotó el 16 de febrero pasado en Paloquemao. Sin embargo, explica Guarín, más allá de su capacidad armada en Bogotá y otras ciudades, lo que impacta del Eln es su presencia en una vasta red de organizaciones políticas y sociales.

“La capacidad de desestabilización existe en los centros urbanos. Tienen personas en las ciudades que han sido entrenadas y que están infiltradas con una vida normal paralela y que se activan alrededor de intereses estratégicos. La mayoría son grupos en los que los integrantes no se conocen entre ellos”, sostuvo Guarín.

Tienen personas en las ciudades que han sido entrenadas y que están infiltradas con una vida normal paralela y que se activan alrededor de intereses estratégicos

La presencia de las células del Eln en la capital y ese modo de operación de agrupar a militantes que nunca se conocen, son hechos que reconoció el brigadier general Raúl Antonio Rodríguez, comandante de la Quinta División del Ejército Nacional, aunque aclaró que no se puede establecer cuántas células de estas existen ni afirmar que estén regadas por la ciudad. 

En conversación con EL TIEMPO, el alto oficial explicó que a los tradicionales frentes de guerra del Eln se ha sumado recientemente un esfuerzo que para él no se ha logrado consolidar, pero que consiste en la puesta en marcha de un frente de guerra urbano.

El general sostuvo que los intentos de la guerrilla están concentrados en Medellín, Barranquilla, Bogotá y Neiva. Prueba de ello son los recientes actos terroristas en algunos de estos sitios, además de la captura de ‘peces gordos’ del Eln que han caído en medio de intentos por consolidar su presencia no solo en ciudades, sino también en municipios como el Líbano, en el norte del Tolima.

Uno de los últimos en ser detenido fue Rafael Botero, alias Tista, un hombre que pasaba desapercibido en la localidad de Suba pero pertenecía a la dirección nacional del grupo terrorista.

Para el general Rodríguez hay serios indicios de que este hombre sea compañero o jefe de Cristian Camilo Bellón, uno de los responsables del atentado contra la Fuerza Pública en Barranquilla, ya que de acuerdo con inteligencia militar, Bellón vivía a pocas cuadras de ‘Tista’, en Suba.

Daniel Mejía, secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia de la capital del país, afirmó que aunque la presencia del Eln en la ciudad no es nada nuevo, las autoridades sí han aumentado las labores de inteligencia para anticiparse a cualquier intento de desestabilización del orden público, que para el caso de Bogotá ha sido liderado por el Movimiento Revolucionario del Pueblo (Mrp), que tiene un comprobado vínculo con el Eln.

Hay una relación directa en el atentado de Torca y el de La Macarena. El Mrp también tiene un trabajo de reclutamiento en varios sitios de Bogotá; eso nos ha llevado a estar más atentos.

“Hay una relación directa en el atentado de Torca y el de La Macarena. El Mrp también tiene un trabajo de reclutamiento en varios sitios de Bogotá; eso nos ha llevado a estar más atentos con labores de investigación que han permitido prevenir ataques con la captura de gente que estaba planeando atentados”, aseveró el funcionario.

En esto coincidió Daniel Palacios, presidente del Concejo de Bogotá y experto en seguridad, quien afirmó que “hay indicios de que el modo de operación de los atentados en Barranquilla y los que han sucedido en Santander, es el mismo de los sucedidos en el norte de Bogotá, como el del centro comercial Andino”, opinó Palacios.

De acuerdo con la FIP, el Mrp no es la única amenaza, también, advierten, hay presencia de los frentes Antonio Nariño y Camilo Torres. Señalaron que el Eln cuenta con la capacidad militar y organizativa de cometer acciones terroristas de gran envergadura y que la reciente escalada es una manera de presionar los diálogos de Quito y hacer un llamado a la ciudadanía.

“El Eln de cierta manera está incentivado a hacer terrorismo porque necesita mostrarle a la sociedad colombiana que están presentes. Es una decisión terrible, pero es comprensible desde la perspectiva de la estrategia de guerra. Lo que digo es que en el caso de Bogotá, el Eln tiene mucha gente, de la estructura militar y política, al igual que organizaciones políticas validadas por ellos; un engranaje impresionante”, suelta Sergio Guarín. Sobre esto, el general Raúl Rodríguez señaló que lo del Eln en las ciudades han sido intentos que gracias a la acción articulada del Ejército, la Fiscalía y la Policía Nacional, se han contrarrestado. “Aunque eso no significa que estemos tranquilos. Nuestra prioridad hoy es el Eln”, afirmó el alto oficial.

En el caso de Bogotá, el Eln tiene mucha gente, de la estructura militar y política, al igual que organizaciones políticas validadas por ellos; un engranaje impresionante

Labores de reclutamiento

Otra estrategia del Eln en Bogotá que aunque ha sido tradicional puede haber aumentado su intensidad recientemente, es el reclutamiento de hombres para sus filas, principalmente en instituciones educativas oficiales.

Un recién egresado una universidad pública de la ciudad narró que en muchas ocasiones, al llegar a su salón de clases, los tableros estaban ocupados con mensajes que incitaban a participar en movimientos afines al Eln.

Contó también que las reuniones lideradas por encapuchados eran reiterativas en la universidad y que, incluso, uno de sus compañeros fue detenido por reclutar estudiantes, “aunque no recuerdo para qué grupo”, afirmó.

El general Rodríguez señaló sobre esto que hay centros de educación superior públicos en la ciudad con estudiantes que llevan muchos años cursando una carrera, o varias, con la única intención de captar militantes.

Redes sociales y políticas

“La gente piensa que el Eln, como organización, es pequeña. Puede que sus militantes sean menos, pero las redes sociales en su entorno –hagan parte o no de ellos– son más grandes. El itinerario de reformas de las Farc era compartido por pocas organizaciones; el del Eln es apoyado por muchas”, advierte Sergio Guarín, de la FIP.

Cuenta que esto se debe a que la estrategia del Eln con las organizaciones sociales no es imponer una agenda sino dar el respaldo a lo que se propone en esos colectivos. De hecho, afirma Guarín, el Congreso de los Pueblos y la Mesa Social Para la Paz son las plataformas más importantes que reconoce la organización guerrillera. Sin embargo, esto no significa que haya un vínculo. Un integrante del Congreso de los Pueblos señaló que ese reconocimiento es de años atrás y que ellos simpatizan con algunas reformas sociales que plantea el Eln, pero no con las acciones bélicas

ÓSCAR MURILLO MOJICA
EL TIEMPO

About Latinos en Alberta

Check Also

3

Semana clave para el aborto en América Latina

Dos países de Latinoamérica debaten en estos días sobre la legalización o no del aborto voluntario. …